¿Es posible ganar una reclamación al SERGAS?

Algunas personas creen que es inútil presentar una reclamacion sergas en Vigo porque no será escuchada. Pero esto no es así. Se pueden realizar diferentes reclamaciones que pueden tener éxito si están bien planteadas y tienen fundamento.

Por ejemplo, puedes presentar una reclamación en el caso de que te den el alta cuando todavía no te has recuperado al cien por cien. Este es un motivo muy habitual para reclamar al sergas, cuando es el médico de cabecera quién da esa alta. Normalmente, será la Inspección Médica la que tome una resolución al respecto. En el caso de que la baja haya superado el año, la reclamación ya sería contra la Seguridad Social, que es el organismo que se encarga de gestionar los procesos de larga duración.

Otro motivo para presentar una reclamación es porque llevamos demasiado esperando una cita médica o una intervención. En estos casos hay que acudir a atención al paciente para presentar la reclamación. Es importante redactarla correctamente, ya que hay mucha gente en las listas de espera y hay que argumentar bien la urgencia que se tienen en ser atendido y/o la improcedencia del retraso. Un buen argumento son las posibles secuelas que pueda acarrear la falta de atención, dejando claro que podrían acarrear una reclamación de daños y perjuicios.

Muchas reclamaciones tienen que ver con una mala atención médica. Esta puede ser de dos tipos, por un lado, puede ser que la persona que nos haya atendido haya tenido un trato impropio. Por ejemplo, que nos haya gritado, que nos haya faltado al respeto o que se haya negado a realizar una prueba o tratamiento que es procedente, por ejemplo una placa si vamos con una posible fractura. En este caso, lo normal es poner la queja en atención al paciente y que nos deriven a otro profesional. Pero si el trato ha sido especialmente malo, se puede realizar una denuncia, aunque hay que valorar si se tienen o no pruebas de esto.

Por último, el caso más grave es el de una negligencia médica, como por ejemplo haber recetado un medicamento que contiene un ingrediente al cual el paciente es alérgico, cuando ha sido advertido de la alergia o cuando se ha realizado una intervención y no ha sido correcta. En este caso, es muy recomendable contar con un abogado especializado que nos asesore en los diferentes pasos a dar.

Entradas relacionadas