Borrar tatuajes

Los tatuajes están de moda y muchas personas se los hacen sin valorar demasiado qué se están poniendo o por qué. Antes, quienes se tatuaban, fuera de lo que eran ambientes marginales, lo hacían meditando bien qué se iban a poner y qué significaba para ellos pero hoy son muchas las personas que acuden a tatuarse por moda, imitando tatuajes de famosos o porque algo les gusta, sin pensar en que va a ser algo que llevarán siempre.

Por eso, igual que si ahora podemos encontrar muchos estudios de tatuaje en cualquier ciudad, también empezamos a encontrar servicios de Especialistas dermatologia medica que se ocupan de borrar tatuajes. Los motivos para deshacerse de tatuajes son de lo más variado:

-Motivos laborales. Algunas personas se hacen un tatuaje muy jóvenes y descubren más adelante que, por el diseño del mismo o por el lugar en el que se lo han realizado, les impide acceder a determinados trabajos. 

-Porque se han tatuado motivos inapropiados. Es mucho más frecuente de lo que parece, lo que cuando se tiene una edad parece gracioso y divertido deja de serlo cuando alguien es adulto. O, incluso, hay quienes se han tatuado en noches de borrachera. El resultado son tatuajes soeces, con frases de mal gusto o que, simplemente, ofenden a la vista por lo mal realizados que están.

-Porque se han tatuado el nombre o el rostro de alguien que quieren olvidar. Y es que esa persona que parecía que era nuestro amor para toda la vida y que no nos iba a dejar nunca, al final se ha ido por donde ha venido y ha dejado en nuestro pecho un corazón roto y un dibujo con su rostro o nombre. A estas alturas ya deberíamos de estar escarmentados de esto, pero son muchos quienes continúan tatuándose nombres y rostros de parejas.

-Porque ya no les gusta el tatuaje. Han cambiado pero su piel no ha cambiado y el dibujo sigue ahí. Iba con ellos y con su estilo hace años pero ya no es así. Y prefieren quitárselo a dibujar algo encima.

Es importante ponerse en las mejores manos médicas para eliminar un tatuaje y hay que tener muy claro que no todos pueden desaparecer por completo. En algunos casos, el láser logra borrar una gran parte del dibujo pero no la totalidad, dependiendo de los colores y tintes usados y el tamaño del mismo.

Entradas relacionadas